¿Cuándo he de llevar a mi hijo por primera vez al dentista? ¿Por qué sus dientes definitivos son tan amarillos? ¿Cuándo empiezo a cepillarle los dientes? Es normal que todas estas dudas vayan apareciendo según van creciendo nuestros hijos. A continuación os damos unos breves consejos que esperamos os ayuden:

1. Se recomienda hacer la primera visita al dentista dentro del primer año de vida para que el niño conozca el entorno y vaya creando ” su hogar dental”.

2. No predispongas a tu hijo a que tenga miedo al dentista, evita las frases “no te va a doler”, para él es una experiencia nueva que no asocia a ninguna vivencia ni positiva ni negativa.

3. Cuando salen los dientes, estos lo hacen libres de bacterias. Si tienes tendencia a tener caries evita limpiar el chupete chupándolo, probar la comida con su cuchara o los besos en la boca. Estos gestos inocentes pueden favorecer que bacterias cariógenas lleguen a los dientes de tu hijo.

4. Evita mojar el chupete o el biberón en miel o sustancias dulces.

5. Aunque tu hijo no tenga dientes, es aconsejable limpiar sus encías y lengua con una gasa tras cada comida o por lo menos antes de su etapa del sueño más prolongada.

6. En niños menores de 2 años, se aconseja el cepillado sin pasta, en el caso de que quieran usar pasta de dientes, se recomiendo una con 500ppm de fluor. El cepillado debe ser realizado o supervisado por un adulto con precaución de que la pasta no sea ingerida.

7. De dos a seis años, se debe usar una pasta con contenido en fluor entre 1000 y 1450 ppm colocando en el cepillo la cantidad de tamaño de un guisante.

 

8. En niños mayores de 6 años, la concentración de fluor pasa a ser de 1450 ppm.

9. Cuando salen los dientes definitivos normalmente estos se ven más amarillentos que los “de leche”, suele llamara mucho la atención de los padres. Esto se debe a la diferencia de composición de los dientes temporales y los definitivos. Una vez que erupcionen todos los dientes permanentes esta sensación desaparecerá.

10. Para prevenir la aparición de caries, es recomendable que el niño se cepille después de cada comida, que evite comer dulces y picar entre comidas.

¿Estás embarazada? Te recomendamos que leas este post, ¡es importante que tú también te cuides!

2015 © Copyright - Dental Project