Con el embarazo surgen ciertas dudas y temores respecto a la salud bucodental. Existen dichos populares como “un embarazo, un diente” que nos hace temer por nuestra boca.

¿Es cierto que mis dientes se deterioran con el embarazo?

El embarazo propicia cambios hormonales que pueden hacer que tus encías sangren y se inflamen, sobretodo en la fase final. Incluso puede salir alguna lesión en las encías como el llamado “épulis del embarazo”. Consiste en un pequeño quiste que se forma en la encía como consecuencia del aumento de estrógenos y suele desaparecer de forma espontánea tras el parto.

Durante el embarazo los hábitos alimenticios cambian, se aumenta la frecuencia y cantidad de ingesta de alimentos, lo cual, ligado a una insuficiente higiene puede hacer que proliferen  algunas bacterias presentes en la boca.

¿Puedo ir al dentista estando embarazada?

En el caso de que tengas que realizarte algún tratamiento, es conveniete hacerlo en el segundo trimestre, ya que es el periodo más seguro. Sin embargo, en cualquier fase del embarazo se puede recibir tratamiento en caso de urgencia, si no es así es mejor retrasarlo.

Una de las principales preocupaciones es la de la toma de medicamentos. Generalmente no tendrás problema. En la consulta dental dispondrán de anestesia que no repercute en el feto y los medicamnetos utilizados generalmente no atraviesan la barrera placentaria. No obstante, informa a tu odontólogo de tu estado.

¿Puedo blanquearme los dientes estando embarazada?

No existe ninguna evidencia que contraindique este tratamiento durante el embarazo, no obstante, no se recomienda realizarlo pues se desconoce si la ingesta accidental del agente blanqueador puede producir algún efecto en el feto.

 

 

2015 © Copyright - Dental Project