¿Estás embarazada? ¿Has notado que tus encías sangran más? 

Los cambios hormonales asociados al embarazo hacen que las encías estén más sensibles, inflamadas y que puedan sangrar más. A este proceso se le conoce como gingivitis gestacional, las papilas interdentales se hipertrofian y hay un aumento en la vascularización. Si anteriormente has sufrido problemas en las encías es muy probable que estos se repitan en este periodo. 

Si sufres enfermedad periodontal es muy posible que esta sufra un mayor avance durante los meses de gestación. Si estás bajo tratamiento periodontal, consulta con tu dentista las fechas en las que es más seguro continuar con la terapia. 

En algunos casos es incluso posible que salga un pequeño bulto en las encías que sangra con mucha facilidad. Esta pequeña tumoración se cono como granuloma congénito del embarazo y suele desaparecer de forma espontánea tras el embarazo. 

Un correcto control de placa es fundamental para minimizar estos molestos procesos que en algunos casos puede tener complicaciones importantes. Un mal estado en la salud de tus encías está relacionado con un aumento en el riesgo de sufrir un parto prematuro. 

¿Qué puedo hacer? ¡Sigue estos tres sencillos consejos!

1. Una correcta higiene es fundamental en este periodo tan importante de tu vida. Cepilla tus dientes durante dos minutos después de cada comida y utiliza cepillos interdentales o seda dental para retirar correctamente la placa de aquellas zonas donde el cepillo no es capaz de limpiar. Finaliza cepillando tu lengua. 

2. Cuida tu alimentación. Evita las comidas ricas en grasas saturadas y azúcares.

3. Visita a tu dentista al menos una vez a lo largo del embarazo y no temas exponerle y preguntarle todas tus dudas. 

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

2015 © Copyright - Dental Project