Tratamiento en enfermedades de la encía

La enfermedad periodontal es una enfermedad que afecta a las encías y a la estructura de soporte de los dientes. La bacteria presente en la placa causa la enfermedad periodontal. Si no se retira cuidadosamente, todos los días con el cepillo y el hilo dental, la placa se endurece y se convierte en una sustancia dura y porosa llamada cálculo (también conocida como sarro). Las toxinas, que se producen por la bacteria en la placa, irritan las encías haciendo que se inflamen y sangren.

Conforme la enfermedad avanza, la placa penetra más y más hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye. Eventualmente, el diente se caerá o necesitará ser extraído.

Son infecciones crónicas, generalmente indoloras, por eso se llama la “enfermedad silenciosa” que pueden permanecer ignoradas hasta que su gravedad causa síntomas importantes.

Las formas de la enfermedad periodontal son:

  • Gingivitis

    Inflamación, enrojecimiento y posible sangrado de encías. En esta etapa apenas hay molestias. Un efecto de la gingivitis es la Halitosis, o mal aliento.
  • Periodontitis

    Se trata de una dolencia grave, que va destruyendo los tejidos blandos y el hueso que sostiene los dientes, formando entonces unas bolsas de bacterias entre la encía y el diente, causando movilidad y pérdida en su caso de la pieza.

Tratamientos para la gingivitis:

Limpieza bucal. Se hace para eliminar el sarro de la superficie del diente.

Tratamientos para la periodontitis:

Curetaje

O limpieza en profundidad. Este elimina las bacterias de la bolsa peridontal y proporciona las condiciones necesarias para la curación y mejora.

Este consiste en un raspado de las superficies de las raíces de los dientes. Tiene como finalidad eliminar el sarro que se acumula en estas superficies para dejarlas alisadas y libres de impurezas.

Cirugía periodontal

Si la bolsa periodontal que se ha formado con la acumulación de bacterias es inaccesible, es necesario hacer una cirugía periodontal, con anestesia para poder acceder y limpiarla. Esta consiste en levantar la encía para limpiar y desinfectar la zona y luego volver a ponerla en su sitio. Requiere unos puntos de sutura.