bruxismo

Los trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular (trastornos de la ATM) son problemas que afectan las articulaciones y músculos de la masticación que conectan la mandíbula al cráneo.

  • Cuáles son sus causas

    Existen dos articulaciones temporomandibulares apareadas, una a cada lado de la cabeza, localizadas justo al frente de los oídos. La abreviación “ATM” literalmente se refiere al nombre de la articulación, pero con frecuencia se utiliza para referirse a cualquier trastorno o síntoma de esta región.

    Para muchas personas con trastornos de la articulación temporomandibular, la causa se desconoce. Algunas causas dadas para esta afección no se han comprobado bien y entre ellas están:

    • Una mala mordida o dispositivos ortodóncicos.
    • El estrés y el rechinamiento de los dientes.
    • La mala postura puede también ser un factor importante en los síntomas de ATM. Por ejemplo, mantener la cabeza hacia adelante todo el día mientras se está mirando una computadora tensiona los músculos de la cara y el cuello.
    • Otros factores que podrían empeorar los síntomas de la ATM son el estrés, una dieta deficiente y la falta de sueño.
    • Muchas personas terminan teniendo “puntos desencadenantes”: contracción muscular en la mandíbula, la cabeza y el cuello. Estos puntos desencadenantes pueden remitir el dolor a otras áreas causando dolor de cabeza, de oído o de dientes.
    • Otras posibles causas de síntomas relacionados con la ATM son, entre otras: artritis fracturas, dislocaciones y problemas estructurales presentes al nacer.
  • Cuáles son los síntomas asociados

    • Dificultad o molestia al morder o masticar.
    • Chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca.
    • Dolor facial sordo en la cara.
    • Dolor de oído.
    • Dolor de cabeza.
    • Dolor o sensibilidad en la mandíbula.
    • Bloqueo de la mandíbula.
    • Dificultad para abrir o cerrar la boca.
  • Detección en la clínica

    Desde la clínica podemos hacer un estudio personalizado:
    • Una evaluación dental que puede mostrar si usted tiene mala alineación en la mordida.
    • Palpar la articulación y los músculos en busca de sensibilidad.
    • Presionar alrededor de la cabeza para localizar áreas sensibles o con dolor.
    • Deslizar los dientes de un lado a otro.
    • Observar, sentir y escuchar al abrir y cerrar la mandíbula.
    • Radiografías o resonancia magnética de la mandíbula.
  • Tratamiento

    Generalmente, para tratar la patología asociada a la ATM se colocan unos dispositivos conocidos como férulas de descarga. Esta aparatología protege los dientes del rechinamiento que realizan los denominados bruxistas y además llevan a la mandíbula a una posición de relajación.

    Las terapias simples y suaves generalmente se recomiendan primero. Como por ejemplo:

    • Aprender cómo estirar, relajar o masajear suavemente los músculos alrededor de su mandíbula.
    • Evitar acciones que le causen síntomas, tales como bostezar, cantar y masticar chicle.
    • Probar con compresas húmedas, frías o calientes en la cara.
    • Aprender técnicas para reducir el estrés.
    • Hacer ejercicio varias veces cada semana puede ayudarle a aumentar su capacidad para manejar el dolor.